SOLUCIÓN DEL VAGINISMO

Tratamiento del vaginismo precio en nuestro centro de Madrid.

Vaginismo precio


El vaginismo

El vaginismo es una de la disfunciones del suelo pélvico con mayor porcentaje de resultados satisfactorios en nuestro centro. Siendo una contracción que es inconsciente y también totalmente involuntaria de los músculos del suelo pélvico que rodean la vagina de la mujer, estos provocan un cierre parcial o total de la vagina, causando incomodidad, dolor, ardor, en las relaciones sexuales o coito.

Este problema puede bien aparecer en la adolescencia, cuando se intenta mantener relaciones sexuales, o simplemente al tratar de introducir un tampón en la vagina, e incluso cuando se acude por primera vez a una revisión o chequeo ginecológico. Cuando el problema es secundario la edad es mucho más variable.

¿Cuantos tipos de vaginismo existen?

Nos referimos al primario, en el caso de que la mujer no haya sido capaz de mantener relaciones sexuales sin dolor, cuando es provocado por las contracciones de los músculos del suelo pélvico. 

Por el contrario denominamos secundario, cuando la mujer siempre llevo una vida satisfactoria y normal, pero debido a una serie de acontecimientos traumáticos psíquicos o físicos, como podría ser una violación, parto, cirugía,o cambios durante la menopausia, originan el espasmo muscular en el suelo pélvico. 

Solución del Vaginismo precio en nuestro centro de Madrid 

El precio de la sesión para la solución del vaginismo en nuestro centro de Madrid es de 450 €

Lo ideal es que solicites una consulta informativa gratuita sin ningún tipo de compromiso, para que la Dra. Herrero pueda valorar el problema. En esta consulta podrás recabar toda la información que necesites y resolver tus dudas indicando tus objetivos a la doctora.

El producto que utilizamos fue desarrollado como tratamiento para enfermedades de músculos espásticos, entre otros problemas de vulvodinia, vaginismo o vestibulitis vulvar, todos ellos problemas dolorosos producidos en la zona vaginal y vulvar del sexo femenino. 

Unos días después de nuestro tratamiento o inyección, los músculos de su vagina se relajarán completamente, pudiendo mantener de nuevo relaciones sexuales satisfactoriamente, sin ningún tipo de problema.

Repercusión en las relaciones de pareja

La alteración tiene una repercusión negativa indudable en cualquier relación de pareja, ya que delimita algunas prácticas sexuales, o incluso la inviabilidad de ser padres de una forma natural. También ocasiona desgaste psicológico tanto para ambos miembros de la pareja o individualmente.

Es fundamental la forma de reaccionar de la pareja con comprensión y paciencia, para no agravar el problema, ya que una mala actitud frente a la mujer puede provocar que pasemos de este problema,  a una aversión completa al sexo.

Dispareunia 

También cuando existe dolor asociado al coito, la razón puede ser un trastorno llamado dispareunia una disfunción sexual cuya causas pueden ser debidas a problemas físicos o psicológicos. Los motivos pueden ser varios por los que aparece el dolor impidiendo mantener unas relaciones sexuales satisfactorias, como la existencia de problemas dermatológicos en la vulva, infecciones, endometriosis, etc.. Cuando la mujer no tiene ninguno de estos problemas, entonces bien puede ser debido al temor o miedo que hace que sin darse cuenta la musculatura perivaginal se contraiga, provocando dolor al dificultar la penetración. 

Síntomas del vaginismo

Siempre van a variar. dependiendo de la intensidad de la contracción de los músculos que puede ser involuntaria o aparecer repentinamente, pudiendo ir desde una leve sensación de ardor hasta el cierre total de la abertura de la vagina.

Estos síntomas pueden ser:

  • Durante la relación sexual tensión muscular, ardor, picor
  • Imposibilitar la penetración debido al dolor
  • Incomodidad continua en las relaciones sexuales
  • Incapacidad de poder insertar un tampón en la vagina
  • Problemas ante un chequeo o revisión ginecológica 
  • Incapacidad de experimentar orgasmos por el dolor o el miedo a un espasmo repentino

Causas psíquicas y físicas

El origen normalmente es una combinación de causas psíquicas y físicas, generando confusión en la mujer, que muchas veces no llega a entender por qué le ocurre eso a ella.

En el momento que el cuerpo se anticipa al momento de dolor es cuando se produce la contracción de los músculos de la vagina de forma totalmente inconsciente, cerrándose e intentando evitar lo que va a causar la incomodidad o dolor durante la penetración. Esto genera un circulo vicioso, creándose resistencia a mantener relaciones sexuales, ansiedad y frustración que puede llegar perfectamente a inhibir el deseo sexual.

Causas psíquicas

  • Ansiedad o estrés por experiencias negativas previas, traumas, negatividad hacia el sexo
  • Cualquier tipo de temor a quedarse embarazada, al rechazo, a no estar a la altura
  • Problemas de pareja por desconfianza, desapego, etc.
  • Traumas por abusos sexuales, violencia de género sufridos por la mujer o en su entorno
  • Negatividad al sexo por una educación sexual inadecuada

Causas físicas

  • Cambios hormonales
  • La menopausia
  • Cualquier cirugía pélvica
  • Falta de estimulación o lubricación
  • Utilización de algunos medicamentos
  • Violaciones, abusos tanto sexuales como físicos
  • El parto, cesáreas, abortos, episiotomías

Tratamiento del vaginismo

El tratamiento del vaginismo normalmente, es el de instaurar algunas series de habilidades y reeducar los músculos del suelo pélvico para que puedan de una manera controlada responder positivamente ante cualquier estímulo sexual.
En nuestro centro somos conscientes de que este problema femenino, puede responder a terapias psicológicas con unos resultados muy favorables, al igual que una serie de ejercicios, aunque existen otro tratamiento no psicológicos que utilizamos también, con unos resultados excelentes.
Verdaderamente el efecto antiespasmódico desaparece pasado un tiempo, ya que la contracción de los músculos deja de existir, y en algunas ocasiones el efecto que crea de una vida sexual normal durante este periodo posterior al tratamiento, puede curar completamente el problema.
Los efectos después del tratamiento, normalmente aparecen entre las 48 a 72 horas. Siendo a los diez o doce días cuando podrás observar los efectos totales.

Recuerda: Es necesario de 1 a 3 sesiones espaciadas, para una solución dependiendo siempre del grado del problema.

Cuidados previos

No son necesarios ningún cuidad previo para este tratamiento, no necesitas ni pruebas alérgicas, analíticas o cualquier otra, si es aconsejable que durante dos semanas previas no apliques ningún tratamiento en la zona.

Duración del procedimiento

Por lo general el procedimiento tiene una duración de 15 a 30 minutos, siempre dependiendo de cada persona. Una vez finalizado te puedes incorporar de inmediato a tu vida normal, sin signo o señales de haber realizado el tratamiento.

Sentiré dolor durante el tratamiento

El tratamiento es indoloro, podrás sentir alguna molestia sin más, de cualquier forma siempre aplicamos una crema anestésica en la zona.